Archivo

Archive for 30 junio 2008

Roma, capital económica

La necesidad de abastecer a las ciudades del Imperio Romano provoco un fuerte desarrollo del comercio de variadas mercancías: productos agrícolas, minerales, y artesanos, como la cerámica griega o las sedas y perfumes de Oriente.

El comercio se hizo más fácil por el uso de moneda como moneda de pago y un idioma común como lingua franca, el latín. Para favorecer el transporte de mercancías entre Roma y las provincias se construyó toda una red de calzados y se edificaron puertos a lo largo del Mediterráneo.

Mapa del comercio romano durante el Imperio.

Conocemos algunas de las principales rutas comerciales marítimas, y su duración media: Pozzuoli-Alejandría, 9 días; NarbonaAlejandría, 20 días; Ostia-Narbona, 3 días; Alejandría-Marsella, 30 días; Gades-Ostia, 7 días; Hispania Citerior-Ostia, 4 días, etc…Las travesías podían ser más largas o más cortas, ya que dependían del tipo de embarcación y de la dirección y la fuerza de los vientos. En el Mare Nostrum la navegación quedaba suspendida mare clausum desde mediados de noviembre hasta mediados de marzo. Se construyeron muelles, faros, escolleras; el auge de los puertos gracias al comercio fue inmenso, destacando el puerto de Ostia el primero y más grande de Roma.

El mercado de Trajano tenía más de 150 tiendas.

La prosperidad y desarrollo del comercio romano queda reflejado en este fragmento de un discurso de Aelio, siglo I d.C.

(…) En cada estación del año, sobre todo en Otoño, llegan tantos barcos de transporte a atracar a las orillasdel Tíber, que Roma es como el mercado universal del mundo.

Se pueden ver en gran cantidad cargamentos venidos desde la India y de la Arabia feliz. Los tejidos de Babilonia y las joyas de los países bárbaros más lejanos llegan en gran facilidad. Vuestros campos, romanos, son los de Egipto, Sicilia y la parte cultivada de África. Se puede decir que lo que nunca se ha visto en Roma es que nunca ha existido. (…)

Mosaico en el que se representan los trabajos de carga y descarga de un barco en las costas de Tunicia África)

Ver también:

Vía: Blog Historia Romana

Categorías:Economia, Historia Antigua Etiquetas:

El origen del anticatalanismo o catalanofobia en Castilla y sus consecuencias

“…Malditos catalufos…” Esta expresión es muy utilizada en Castilla con carácter despectivo para referirse a los catalanes y su cultura, lengua…

IsabellaII.png
Isabel II de España en un retrato del pintor español Federico Madrazo y Küntz

El origen de este anticatalanismo castellano parece radicar en el fin del reinado de Isabel II de España. Esta época coincidió con una fuerte crisis de subsistencia y financiera en Castilla. Al no encontrar la ayuda del gobierno, la burguesía harinera castellana se sintió discriminada respecto a la industrial catalana, la cual había sido apoyada por el Estado, surgiendo así la catalanofobia. Posteriormente, esta aversión estuvo presente en el ideario de partidos de carácter españolista o regionalista, tal como se ve en el siguiente fragmento del mensaje de las Diputaciones de Castilla al Gobierno, 1918:

“Excelentísimo señor presidente del Consejo de Ministros:

Viene Castilla desde hace muchos años sufriendo en silencio toda suerte de vejaciones, ultrajes y menosprecios de elementos importantes de Cataluña, donde políticos sectarios, literatos, colectividades y periódicos que representan a aquellos, parecen haberse conjurado para hacer odioso el nombre del castellano, comprendiendo en este calificativo todo lo que es español. (…)

La propaganda corrosiva que disfrazándose con los nombres de regionalismo, autonomismo y nacionalismo encubría más hondos fines, se ha arrancado la máscara concretando en un proyecto de autonomía a sus aspiraciones y esas aspiraciones vulneran de tal modo la soberanía de España, que no pueden pasar sin la enérgica protesta de todo el que se llame español. (…)”

Este anticatalanismo, tal como se percibe en esta carta, se junto con el nacionalismo español (mito de la Castilla eterna y forjadora de España), lo cual tuvo mucho que ver con la rápida adhesión de Castilla a la causa nacional en la Guerra Civil española.

La odisea de los esclavos olvidados (II)

Ver “La odisea de los esclavos olvidados (I)

La falta de interés y los constantes retrasos en  en la operación de rescate fueron la tónica de esta historia. Al conocer el naufragio, el embajador francés de la isla Mauricio se negó a promover al rescate de los esclavos malgaches, ya que su dignidad y el trabajo en el cargo habían quedado en entredicho al haberse desobedecido su orden de no traer esclavos de Madagasgar. En 1773 y 1774 dos navíos avistaron a los náufragos, pero los temporales impidieron desembarcar en el pequeño islote. Mientras los 60 esclavos supervivientes intentaron convivir con el duro relieve; una isla azotada constantemente por los temporales y en ocasiones incluso hundida bajo las aguas, sin apenas árboles y solo un pozo para obtener agua potable. Finalmente, 16 años después, la corbeta Dauphine capitaneado por un tal Tromelin (quien le dio nombre al lugar) arribó al islote. Solo habían sobrevivido ocho esclavos: siete mujeres y un bebé de ocho meses.

*En la fotografía, el islote Tromelin

Fuentes:

Vangelis; 1492: La conquista del paraíso

Impresionante. No me canso de ver este vídeoclip de la película 1492: La conquista del paraíso. Dirigida por Ridey Scott y con la música del compositor de música electrónica griego Vangelis (… más conocido en su barrio como Evangelos Odyssey Papathanassiou…), fue estrenada en 1992 con motivo del Quinto Centenario del descubrimiento de América.

Burgos; estampas de una ciudad castellana y provinciana durante las décadas 20 y 30

Burgos en la revista National Geographic:

Buscando fotografías para un nuevo post sobre la ciudad de Burgos, me he encontrado con esta página de la edición americana de la prestigiosa revista National Geographic. No conozco el número ni la fecha. Supongo, debido al texto, que se trate de un reportaje sobre las ciudades castellanas. La foto está tomada desde las Llanas de afuera. Una verdadera curiosidad.

El texto dice:

El ruido de bueyes, burros y camiones sobre los adoquines de Burgos.

Campo de batalla de moros y cristianos; hogar del Cid, héroe nacional español; y capital del la reina Isabel de Castilla; Burgos fue durante mucho tiempo la representación de la Edad Media. Comenzada en el año 1221, la catedral, al final de esta calle, es considerada como una de las mejores de España.

La máquina hidráulica del renacimiento de Esztergom

La ciudad de Esztergom se encuentra a la rivera del tramo hungaro del río Danubio. Según apuntes de viaje y documentos históricos en algun periódo del siglo XV, una máquina de tipo molino hacía subir el agua hasta la población que vivía en el castillo de Esztergom, de esta forma tenían a disposición agua potable e higiene. Por consecuencia , esta máquina descrita como asombrosa tenía que superar un desnivel de unos 60 metros para poder llevar el agua limpia desde el nivel del Danubio hasta el castillo situado en lo alto.

Sobre el principio de funcionamiento de esta máquina existen varias teorías. Las siguientes imágenes ilustran algunas de ellas:

Categorías:Historia Moderna, Inventos Etiquetas: , ,

Burgos; estampas de una ciudad castellana y provinciana durante las décadas 20 y 30

Panóramica de Burgos

El siglo XX en Burgos
La Dictadura de Primo de Rivera, con sus reformas y su inyección momentánea de vida sobre las actividades económicas y las vías de comunicación, conmueven a la Ciudad, El impulso dado a las comunicaciones interprovinciales y regionales, la concentración en Burgos de los intereses de dos grandes vías férreas ( el Santander – Mediterráneo y el directo Madrid – Burgos ), hicieron afluir a la Capital numerosos emigrantes del exterior. La Ciudad enriquece sus industrias con la instalación, en 1930, de la fábrica de Seda Artificial.

La guerra civil de 1936-39 puso a Burgos en una especial coyuntura tal vez única entre las ciudades de España, Burgos albergó desde el primer momento al Gobierno Nacional, desde la primitiva Junta de Defensa, hasta la elevación del generalísimo Franco como Jefe del Estado y las negociaciones de paz de los enviados de Besterio, en Febrero de 1939. Leer más…