Inicio > Historia Contemporánea, II Guerra Mundial, Personajes > “San-Ryu-Scha”; los rezagados del Pacífico

“San-Ryu-Scha”; los rezagados del Pacífico

Tras las operaciones de reconquista norteamericana en el Pacífico, varias decenas de soldados nipones decidieron ocultarse en las junglas de diferentes islas- Guam, Filipinas, Mindoro, Nueva Guinea, etc…-antes de sufrir el deshonor (El concepto de bushido en la cultura japonesa) de la rendición.

Hiroo Onada abandono la lucha en 1974

Ignorando que la guerra había terminado en 1945 algunos “san-ryu-scha”- nombre con el que se les conoce a los rezagados en Japón- llegaron como el caso en el caso del teniente del Ejército imperial Hiroo Onoda, a permanecer más de 30 años escondidos en las junglas del Pacífico.

En un primer momento fueron las autoridades estadounidenses las encargadas de recuperar a estos singulares náufragos, pero a partir del año 1959, el propio Gobierno japonés fue el encargado de creó un departamento dentro del Ministerio de Sanidad y Salud Pública para esta tarea.

Algunos de ellos, como el teniente Yamamoto- quince años oculto en la Isla de Mindoro- logró comerciar con las primitivas tribus salvajes de la isla, llegando a cultivar la tierra, criando cerdos y gallinas cambiados a los nativos por sus relojes. Cuando en 1960 un experto en prospecciones petrolíferas le descubrió, Yamamoto vivía en una primitiva cabaña de madera con numerosos dormitorios, un cuarto de baño con bañera de piedra, un sistema de agua caliente canalizada por cañas de bambú y una destilería de licor de plátanos de altísima graduación alcohólica. Al ser rescatado, Yamamoto y sus cinco hombres ofrecieron a sus salvadores una fiesta que duró tres días, entre cerdos asados y licor de plátano.

Otro caso relevante fue el de el sargento Shoichi Yokoi, quien tras haber participado en la batalla de Guam (1944), la cual se saldó con la derrota nipona, se internó en la jungla con varios de sus compañeros haciendo una guerra de guerrillas. Tras haber perdido a todos sus compañeros en enfrentamientos con la policía filipina, Shoichi Yokoi continuó escondido hasta ser encontrado por un estudiante japonés en 1972. Había vivido en una caverna durante 27 años.

Shoichi Yokoi, a su llegada a Tokio

Por desgracia, otros muchos “San-Ryu-Scha” no tuvieron tanta suerte, y la malaria, junto con los ataques de los salvajes, acabaron con sus vidas.

Aspecto de la cueva donde vivió Shoichi Yokoi
Agujero por el que se entraba en la cueva de Shoichi Yokoi

*Para saber más:

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: