Inicio > Arquitectura, Arte, Barcelona, Historia Contemporánea, Historia de España > Gaudí, un segundón en la construcción de la Sagrada Familia

Gaudí, un segundón en la construcción de la Sagrada Familia

Sagrada_Familia1

La eterna construcción de la Sagrada Familia

Al contrario de la creencia general, no fue Antoni Gaudí quien comenzó la construcción de la Sagrada Familia, uno de los símbolos de Barcelona en el extranjero.  La construcción de este esplendoroso templo expiatorio comenzó su andadura el 19 de marzo de 1882 en unos terrenos situados en el despoblado del Eixample. La fuerza motora del proyecto fue el librero Josep María Bocadella quien fundó la “Asociación de Devotos de San José” con objeto de encontrar financiación y apoyos para emprender tal costosa obra. En un principio, la tarea le fue encomendada al arquitecto de origen murciano Francisco de Paula del Villar y Lozano quien ideó un conjunto de estilo neogótico, pero pronto, debido a desavenencias con el constructor asesor de Bocadella Joan Martorell, le hicieron presentar su dimisión y abandonar el proyecto. El puesto vacante fue finalmente ocupado por un joven y poco conocido por aquel entonces Antoni Gaudí después de que el propio Martorell lo rechazara. Pese a que Gaudí no tenía experiencia en una obra de tal magnitud, éste dedicó toda su vida a esta obra que no vería acabada. De hecho, la Sagrada Familia sigue a día de hoy rodeada de andamios y obreros.

  1. Mariano Castro
    octubre 15, 2009 a las 5:03 pm

    Qué querés decir, que el diseño no fue de Gaudí ?

    • Alberto Gamarra
      octubre 25, 2009 a las 5:44 pm

      @ Mariano Castro:

      No era tal mi intención a la hora de escribir este breve artículo. Sólo quería llamar la atención de que el primer diseño de este templo no se debió a Gaudí sino al arquitecto Francisco del Paula del Vilar y Lozano.

      Saludos

  2. David
    diciembre 30, 2009 a las 3:57 am

    Sí, lo que dices es cierto, pero la forma de decirlo lleva fácilmente al error.

    Por supuesto, la obra fue encargada al arquitecto Francisco del Paula del Vilar y Lozano, el cual hizo su diseño del proyecto que después Gaudí desecharía y transformaría completamente. En nada se parecen los dibujos de Gaudí con respecto a los de el primero (yo he podido verlos directamente). La obra del primero era bastante austera, pequeña y poco imaginativa comparada con la de Gaudí; no aportaba nada nuevo.

    Es importante decir dos cosas: las obras del proyecto de Francisco del Paula del Vilar fueron iniciadas y se construyeron la cripta y los cimientos de su proyecto, y creo, aunque no estoy seguro al 100%, que la parte trasera, el muro del abside, que vemos hoy en día desde la calle, es también obra del primer arquitecto, a lo que Gaudí añadió simplemente decoraciones florales o frutales. Esto fue respetado por Gaudí, que no quería retrasar ni encarecer mas el proyecto teniendo que destruir lo hecho con lo cual todo esto se conserva.

    La segunda cosa ya la he dicho realmente: Gaudí tuvo que amoldarse a lo construido, y con lo construido me refiero sobretodo a lo que se refiere al suelo, a la estructura y tamaño horizontal del proyecto. Él hubiese querido una planta mas grande, y esto se verá sobretodo (quizás se nota ya algo hoy) cuando se construya la fachada de la Gloria, en que las fachadas estarán muy cerca visualmente, teniendo en cuenta su grandiosidad, así como también la torre de la Virgen y la de Jesús y los evangelistas (gran torre central). No debemos quejarnos por esto, sino dar las gracias porque el proyecto terminase en sus manos, y esperar que lo terminen cuanto antes (sin peligro, jeje).

    Un saludo

  3. David
    diciembre 30, 2009 a las 4:09 am

    El primer comentario creo que viene, ahora que lo leo de nuevo, de empiezas con un calificativo impactante pero peyorativo: segundón; además refiriendote a un resultado que nada tiene que ver con el primero. Después diciendo que la contrucción del “símbolo en el extrangero” o “explendoroso templo”… Cuando en realidad ese templo es un símbolo y es explendoroso gracias solamente a Gaudí, por lo que he explicado antes. Y claro… la “obra de gran magnitud” no era (ni por asomo, de verdad) la del anterior arquitecto, sino propia.

    Está claro que todo viene de la misma confusión. Creo que por esto vino el primer comentario :-p

  4. David
    diciembre 30, 2009 a las 4:22 am

    El tercer mensaje que escribo para un mismo post…

    Acabo de mirar lo que hizo Villar y tengo que decir que no es suyo el ábside y la cripta sí, aunque Gaudí realizó modificaciones considerables en ella.

  5. febrero 1, 2010 a las 2:15 pm

    ok

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: