Inicio > Historia Medieval > Un presagio atmosférico

Un presagio atmosférico

Foto_tornado_2_ En 1464, un extraño fenómeno atmosférico, semejante a un ciclón y teñido de elementos sobrenaturales rompió la tranquilidad de Sevilla tal y como queda recogido en Hechos sucedidos en Sevilla en 1464, obra escrita conjuntamente por el licenciado Alonso de Palencia y el sacerdote Diego Enriques del Castillo ambos cronistas de cámara del rey Enrique IV de Castilla conocido vulgarmente como “el Impotente“.

Fue una especie de ciclón que los cronistas describen como “un fenómeno maravilloso y nunca visto“. Además el desencadenamiento de este raro fenómeno meteorológico ocurrió justo cuando el  rey se encontraba cazando en la sierra de Jaén. Esta coincidencia unida a que la virulencia del ciclón derribó una estatua de Pedro I, el predecesor de Enrique IV en el trono, dio pábulo a que muchos consideraran años después a este acontecimiento como un presagio del funesto destino que le esperaba al monarca castellano. Los dos cronistas narran de manera textual:

“Sin que hubiera viento ni huracán, algunos árboles de la huerta del Alcázar fueron arrebatados hacia arriba y sacados de raíz, arrojados por encima de la muralla, afuera. Una torre del Alcázar se vio cortada como un cuchillo. Una estatua del rey Don Pedro, de piedra, con diadema de metal, que estaba en los jardines sobre un pedestal, desapareció y nunca volvió a ser encontrada.

Numerosos arcos del acueducto al que dicen los Arcos de Carmona cayeron por tierra, sin que su hundimiento súbito produjera ningún ruido. Esto ocurrió al mediodía, a la hora en que salía la gente de la misa de la Catedral (…) personas religiosas y autorizadas por la edad, y niños inocentes, afirman haber visto por los aires hombres armados”

  1. agosto 31, 2009 a las 6:58 pm

    Todos los fenómenos extraños o inexplicables, y en la época habían muchos, eran utilizados por los hechiceros, magos, adivinos, embaucadores, nigromantes, curanderos… para augurar malos, o buenos, presagios según su propio interés.
    El desconocimiento, o mejor dicho la ignorancia, siempre ha sido utilizado por los más “sabios” de cada época.

    Un saludo

  2. Alberto Gamarra Gonzalo
    septiembre 1, 2009 a las 10:19 pm

    Hola Javier:

    Tienes gran razón en afirmar que los fenómenos “sobrenaturales” siempre han sido interpretados según los intereses particulares de unas personas: ” …que si Dios está de nuestra parte…”, “…es una señal de que vamos a ganar…” y así un largo etcétera. Un ejemplo frecuente es la utilización de los eclipses. La aparición de muchos de ellos ha cambiado el curso de la historia…como es el caso de la victoria obtenida en la Batalla de Simancas en el verano de 939 d.C. por las fuerzas del rey leones Ramiro II contra unas tropas musulmanes ostentosamente superiores a las cristianas. Las fuerzas del Califato de Córdoba se desmoralizaron ante la desaparición del sol facilitando su derrota a manos cristianas. La historia completa está en este blog.

    Un saludo

  1. agosto 30, 2009 a las 6:03 pm
  2. julio 4, 2014 a las 4:16 am
  3. octubre 4, 2014 a las 3:19 am
  4. abril 29, 2015 a las 4:46 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: