Archivo

Archive for 30 octubre 2009

¿Y si hubiese existido Facebook en 1939?

octubre 30, 2009 26 comentarios

Nadie puede negar que a estas horas de la película, las redes sociales (Myspace, Twitter, Facebook, Tuenti, etc…) una de las columnas sobre las que se asienta Internet, han dado un vuelco totalmente impensable hace 10 años a nuestra manera de relacionarnos y de entender el mundo. Bajo esta premisa, Francesc Josep se puso como reto intentar trasladar en clave humorística los acontecimientos que acontecieron entre 1939-1946 a una serie de mensajes en el perfil de Adolf Hitler en Facebook, donde aparecen conversaciones tan tronchantes 😀 como la siguiente:

EEUU Gran Bretaña:

En la playa de Normandia, trae armas y ese tipo de mierda

Adolf Hitler: Saben que puedo leer todo lo que escriben

no? Ufff, aprendan a usar Facebook por Dios!

El resultado a tan curioso experimento a la vista está:

outlooke

Anuncios

¡No tengo una gorda!

octubre 2, 2009 9 comentarios

Aún todavía se pueden escuchar en España de boca de padres o abuelos las expresiones pertenecientes a la cultura popular “no tengo una perra” y “no tengo una gorda“, utilizadas para referirse a la falta de dinero. Estos dichos coloquiales encuentran su origen en 1868 con la creación de una nueva moneda oficial por el Gobierno Provisional liderado por Francisco Serrano, la peseta de 100 céntimos, con el objetivo de  solucionar el déficit crónico que venía  padeciendo la hacienda pública desde el reinado de Fernando VII además de terminar de una vez por todas con la diversidad de monedas existentes hasta entonces.

5 céntimos o Perra chica, la Perra gorda (10 cts) tenia iguales anverso y reverso, cambiando solo el valor facial y su tamaño

5 céntimos o Perra chica, la Perra gorda (10 cts) tenia iguales anverso y reverso, cambiando solo el valor facial y su tamaño.

Las monedas de 10 cts. y de 5 cts. pertenecientes a esta acuñación llevaban grabadas en la cara un león rampante que sostenía un escudo de España, pero como los usuarios no llegaron a identificar a esta especie tan exótica asimilaron al felino con un gran perro. De este modo la moneda de más valor recibió el apelativo de “la perra gorda“, y por contraposición se llamo “la perra chica” a la más pequeña.

Fuente: HISPANIA Historia de España, Ed. Vicens Vives.