Archivo

Posts Tagged ‘España’

La conquista castellana de la Isla de Pascua

450px-moai_rano_raraku

Moai Rano raraku

A 3.700 Km de las costas de Chile, e integradas en su jurisdición, se encuentra la Isla de Pascua, cuya población no sobrepasa los 3800 habitantes y concentrada principalmente en Hanga Roa, única ciudad y capital de la isla. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, quedo finalista en el concurso internacional para la elección de las 7 Nuevas maravillas del mundo.

volcánico, destacando un coloso inacabado de 21 metros. Los moais son grandes estatuas de piedra monolítica realizadas por la enigmática cultura de los Rapa nui, etnia de origen polinesio llegada en torno al siglo IV de nuestra era. Hasta unas décadas la única relación de la isla con el exterior era un barco de la marina de guerra chilena, que acudía anualmente para avituallarla. Hoy en día una línea regular de aviación la une con su metrópoli. Esto ha supuesto que junto a la pesca, el turismo se halla convertido en la actividad económica principal.

Un domingo 6 de Abril de 1722, el día de Pascua, de ahí su nombre actual; la flota del marino neerlandés Jacobo Roggeveen las avistó, descubriendolas de forma oficial. Más tarde, la isla recibiría otros nombres como Tierra de Davis o Vahiu, señalado este último en 1774 por el navegante y descubridor inglés James Cook como su nombre indígena. Pero la historia parece olvidado la llegada de dos navíos de la corona española (San Lorenzo y Santa Rosalía), dirigidos por Felipe Gonzalez Haedo (o Ahedo), un navegante y cartógrafo oriundo de la localidad cantabra de Santoña en 1770, quien en honor al monarca reinante en el trono de España, el ilustrado borbónico Carlos III, se la bautizó como isla de San Carlos. Leer más…

Los nombres prohibidos

diciembre 5, 2008 86 comentarios

En España no se puede llamar a los hijos como a los padres les venga en gana. Existen unos límites regulados en los artículos 54 de la Ley del Registro Civil y el 192 de su Reglamento. Están prohibidos los nombres que perjudiquen a la persona o afecten su dignidad, como Caín o Judas. Respecto a los diminutivos, la ley admite nombres que tengan la misma relevancia que el nombre propio del que derivan, tales como Sandra, Mariola o Lola. Sin embargo, otros como Nacho y Charo no se permiten. También se prohíben nombres que no especifiquen el sexo del poseedor (aunque Trinidad, Consuelo, Cruz, Olvido o Sagrario pueden emplearse para referirse a ambos sexos), y tampoco se podrán imponer más de nombres simples que se unirán por un guión, o más de uno compuesto. Por otra parte, se permiten los nombres de origen extranjero, de personajes históricos, mitológicos, artísticos, geográficos. Y en general nombres abstractos o de fantasía, como Libertad o África.

*Ver cadena de comentarios en Menéame.net (1) (2)

“Torres Quevedo” El primer dirigible español

noviembre 2, 2008 2 comentarios

El globo aerostático "España" en su flotadura en Guadalajara

El globo aerostático "España" en su flotadura en Guadalajara

El más prodigioso inventor de su tiempo” Asi es como definió Maurice d´Ocagne, presidente de la Sociedad Matemática Francesa, al inventor, matemático e ingeniero español Leonardo Torres Quevedo. Nació en Santa Cruz de Iguña (Cantabria) en 1852, y pronto destaca en sus estudios en la Escuela Oficial del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, quedando cuarto en su promoción.

Leonardo Torres Quevedo.jpg
Retrato de Torres Quevedo

Su celebridad le viene por diseñar y construir, junto al militar Alfredo Kindelán, el primer dirigible español; en el cual, además, se solucionaba el grave problema de suspensión de la barquilla. “España” que así se llamaba este primer globo aerostático fue construido en el Servicio de Aerostación Militar del Ejército, sita Guadalajara, en 1896. Realizo varios vuelos de de exposición y prueba, todos ellos finalizados con gran éxito.

Años más tarde, en 1908, se presento una nueva versión llamada “Torres Quevedo”, que fue tripulada tanto por su inventor como por diferentes aerosteros militares como Pedro Vives y Alfredo Kindelán. Fue tal el éxito, que trascendió las fronteras para ser reconocido a nivel internacional desde la Casa Astra francesa, con la comercialización de cien dirigibles en Francia, Reino Unido, Estado Unidos y Japón durante la I Guerra Mundial, sirviendo en los ejércitos de algunos países en labores de protección e inspección naval.

Torres Quevedo fue pionero también en inventos como el telekino, el primer dispositivo de mando a distancia del mundo, varios transbordadores, la automática o el aritmómetro electromecánico, una especie de ordenador.

Pabellón real en San Sebastián, 1908

Esta curiosa fotografía fue realizada en el año 1908 en la playa de La Concha, San Sebastián. Se puede ver un pabellón de aspecto vagamente oriental (fijaos en las torres y el marco de las ventanas) con varias terrazas y una bandera.

Segun la nota que acompañaba a la foto se trata de una cabina real ¿? Suena raro, pero pensáandolo bien San Sebastián fue desde finales del S.XIX el lugar de descanso preferido de la aristocracia y de la corte real. Esta costumbre fue iniciada por Isabel II, quien comenzó a veranear en la ciudad con el fin de tomar baños en las aguas del mar Cantábrico. Más tarde, la reina María Cristina, esposa de Alfonso XII, construyo el actual palacio Miramar.

Para concluir, yo opino que este pabellón se encontraba situado delante del palacio Miramar, y era utilizado por los miembros de la familia real para contemplar el mar y disfrutar de la playa.

Saludos

Vía: Fotogramas Antiguos

La palabra Crisis: etimología para comprender

octubre 25, 2008 4 comentarios

En estos tiempos turbulentos para las finanzas internacionales y de catastrofismo general, salgo en defensa de ese Capitalismo clásico propuesto en su obra “Ensayo sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones” por el economista escocés Adam Smith (Siglo XVIII), hoy en día tan execrado y echado a patadas por los gobiernos en sus economías.

En primer lugar, hay que atender a la etimología de la palabra crisis para entender el complejo fenómeno económico que está sucediendo. Está palabra, ya convertida en tabú por algunos gobiernos, nos ha llegado vía directa latín, del griego κρίσις, el cual se puede traducir por la transformación de algo, por lo que no solo tiene un significado negativo. Yo me inclino por aplicar el significado positivo a la economía española (con el riesgo de que muchos echen pestes de mí), basada durante más de una década en la especulación del ladrillo o construcción. Realmente, papa Estado y todos los poderes públicos (principalmente ayuntamientos) se durmieron al calor de los beneficios e impuestos obtenido por las licencias de obras, así como otros beneficios “marginales” como puede ser el movimiento de dinero o la creación de puestos de trabajo. Los constructores y promotores inmobiliarios, cerdos ya de por si, especularon ante la demanda de viviendas hasta limites aterradores, duplicando el valor de sus inversiones. Esta inflación artificial de los precios, unido ya de por si a los altos precios del petróleo y sus derivados, hicieron que los precios de casi todos los productos subieran; creando una burbuja que las subidas de los sueldos y la demanda del mercado no puedo resistir. La burbuja ha estallado y España entera se ha sumido en el llanto. De este valle de lagrimas yo pesco una  consecuencia positiva: los precios, los carburantes, el tipo de interés,… están empezando a bajar. Pero por el camino se están llevando a todo aquellas empresas y bancos (y también a sus desdichados e inocentes empleados)  que se dejaron llevar por el turbulento río del enriquecimiento rápido. Todo estos procesos se podría definir como uno solo: reajuste del mercado.

Un aspecto negativo de la actuación de los gobiernos españoles ha sido reinvertir casi todos los beneficios obtenidos por este acelerado crecimiento económico en mejoras sociales (¡No digo que me parezca mal) para mantener contentos a sus votantes y renovar por cuatro años más su mandato, sin utilizarlo para generar más riqueza y estabilidad económica; por ejemplo favoreciendo la creación e instalación de nuevas empresas o desarrollando el factor I+D (Investigación y Desarrollo), en el cual este país está muy atrasado.

*La expresiva tira de imágenes de la desesperación de un broker está sacada de Cotizalia.com.